Este producto es un imprescindible en tu botiquín, no te puede faltar, porque es como el bálsamo de fierabras vale para todo. La caléndula es esa margarita naranja que crece como mala hierba en cualquier jardín, seguro que la conoces. Los pétalos de sus flores actúan aportando suavidad a la piel, y te ayuda a:

• Acelerar el proceso de cicatrización

• Calmar el picor

• Aliviar la inflamación local y además es antiséptica.

 

Tiene un montón de aplicaciones. Se trata de un bálsamo concentrado a base de aceite de caléndula, manteca de karité y cera de abejas que no debe faltar en tu botiquín casero o para llevarlo en el bolso, sobre todo si tienes hijos pequeños:

• Tu hijo se cae y se hace un pequeña herida, lavar bien y aplicar bálsamo de caléndula

• Te haces un corte en la cocina, lavar y aplicar bálsamo de caléndula

• Te han picado los mosquitos o las pulgas, aplicar bálsamo de caléndula

• Te sale una dermatitis que te pica un montón, aplicar bálsamo de caléndula De verdad, solo este producto ya te resuelve la mitad de tus pequeños accidentes caseros

Bálsamo de Caléndula 50ml

13,00 €Precio
  • Súper efectivo para herpes labiales, si te lo aplicas cuando estás empezando a notar ese calorcillo en el labio que te avisa, verás que no llega a salir la calentura

    Una pequeña cantidad en la zona a tratar, no te pases de cantidad que cunde mucho

  • HELIANTHUS ANNUUS SEED OIL*, BEESWAX*, BUTIROSPERMUN PARKII BUTTER*, TRITICUM VULGARE GERM OIL, CALÉNDULA OFFICINALIS FLOWER OIL*, LAVANDULA HYBRIDA OIL, TOCOPHERYL ACETATO, LINALOOL**, LIMONENE**, GERANIOL**, A M Y LV I N Y L C A R B I N Y L ACETATE**, COUMARIN**.

    * Ingrediente ecológico certificado ** Ingrediente procedente de los aceites esenciales